El poder del tacón en la sociedad actual.


Que bonita y preciosa está una mujer con unos buenos zapatos de tacón, ¿verdad?. Piernas estilizadas, largas y muy atractivas, desde luego, pero seguro que no os habéis parado a pensar lo adictivos que pueden llegar a ser los tacones. Y lo digo porque conozco a muchas mujeres que no pueden ir por la vida sin un mínimo de tacón. En cuanto se ponen de plano dicen que no soportan el dolor de piernas. Y la respuesta al por qué es muy sencilla.

Cuando unas piernas se han acostumbrado a ir con tacón, a parte de otros problemas que luego comentaremos, sufren un acortamiento del músculo bíceps y soleo ya que vamos todo el día como de puntillas. Cuando esta postura se prolonga durante algunos años de nuestra vida digamos que nuestro cuerpo se acostumbra, así que cuando la mujer intenta quitarse el tacón nota un fuerte dolor debido al estiramiento de estos músculos, por lo tanto vuelve al tacón para aliviarse y por lo tanto el músculo nunca vuelve a su estado normal.

El tacón no es algo del todo malo, siempre y cuando, como casi todo, no se abuse de él. A la mente me viene ahora un amigo el cual me comentaba un día que la “simpática” de su vecina de arriba había cogido la costumbre de levantarse a las 6 de la mañana, ponerse los tacones y dar vueltas por la casa. Más tarde descubrieron que la mujer se levantaba para darle un poco de giros a las piernas, ya que decía que le dolían mucho incluso acostada y la única forma de alivio es ponerse los tacones y andar un poco.

Por esto, y en pro de salvar mi propia vida ya que en la zona que resido somos pioneros en los zapatos para señora, lo recomendable es cambiar mucho de calzado y si nos vamos a una fiesta en la que tenemos que ir lindísimas, siempre nos podemos llevar los zapatos de tacón en una bolsita y cambiarnos junto antes de salir del coche, es lo más cómodo.

Por cierto, aquí no hablo de las malformaciones que nos crean los zapatos de punta estrecha como puede ser el típico juanete (hallux valgus), dedos en martillo o en garra, callos, etc, etc.. Esto lo dejaremos para otro artículo.

En definitiva y resumiendo todo, tenemos que tener mucho cuidado en usar tacones, por lo menos fijarnos muy mucho en no depender de ellos, si es así, debemos de buscar una solución al problema. Como siempre, visita a un buen especialista.

Un saludo a tod@s

Osteopatía Levante
Centro Parasanitario de Osteopatía, Masaje, Reiki y Técnicas de Sonido

Visitas: 7

Deja una respuesta


Sobre mi

Centro Parasanitario Raúl Estevan. En la calle Valencia, 16. Elda, Alicante Spain.

Somos profesionales en: Osteopatía, Biomagnetismo, Reiki, Quiromasaje y Masaje con Aromaterapia Egipcia, Drenaje Linfático Manual, Barras de Acceso Inconsciente, Yoga & Meditación, Conciertos de Cuencos Tibetanos.

No busques fuera lo que nació contigo. Tan sólo tienes que recordar.

Raúl Estevan Cifuentes.

Guardar

Próximos Proyectos

NOS ABRIMOS A LOS PODCAS

Dónde estoy


Calle Valencia, 16. Elda, Alicante.
Abrir chat